Impulsarán gestión de producción limpia en siete puertos de la región del Biobío

//Impulsarán gestión de producción limpia en siete puertos de la región del Biobío

Con el fin de convertir los principales puertos del Biobío en terminales “eco sustentables” y comprometidos con el medio ambiente, siete empresas comenzaron a trabajar en el Acuerdo de Producción Limpia (APL) Puertos en la Región del Biobío, en una iniciativa que asumirá la Corporación Chilena de la Madera (Corma), para acompañar y asistir en la implementación del sistema de gestión, a solicitud de los principales puertos de la zona.

La idea es desarrollar con el sector portuario “sistemas de gestión en producción limpia” que permitan incrementar la eficiencia productiva y ambiental de los puertos de Talcahuano Terminal Portuario, Puerto Lirquén, Portuaria Cabo Froward, Muelles Penco, Puerto de Coronel, San Vicente Terminal Internacional y Oxiquim.

Los siete puertos adheridos a este APL tienen planificado para fin de año comenzar la implementación, una vez que esté consensuado con los servicios públicos competentes. Posteriormente, en un tiempo aproximado de 24 meses, desarrollarán la estrategia de gestión de producción limpia con sus proveedores de servicios y trabajadores que se desenvuelven en el sistema portuario, apuntando a fortalecer los sistemas de gestión ambiental y de seguridad en el trabajo, como también, la implementación de acciones de responsabilidad social hacia la comunidad.

La iniciativa contempla siete metas y 64 acciones para promover la valorización de los residuos sólidos y líquidos, material particulado e implementación de programas de eficiencia energética y productiva.

Pioneros

El gerente de Corma Biobío, Emilio Uribe, manifestó que “estos siete puertos que iniciarán esta estrategia de APL, serán pioneros en el país. Lo más importante es que toda la cadena forestal, industrial y el último eslabón, los puertos, quedan con un estándar de certificación para mejorar las operaciones que salen al mercado internacional”.

La secretaria del Comité Regional de Producción Limpia, Glenda Montero, destacó la importancia del proyecto, indicado que “en nuestra región la actividad portuaria tiene un posicionamiento estratégico indiscutible desde el punto de vista logístico. La idea es que el Acuerdo de Producción Limpia sea el primer paso para desarrollar e implementar un modelo de gestión sustentable, que contribuya a posicionar al puerto como un terminal comprometido con el medio ambiente, la protección del entorno, así como la calidad y seguridad del ambiente laboral de los trabajadores”.

Visión empresarial

El gerente general de Puerto Lirquén, Juan Alberto Arancibia, estimó que este instrumento debiera tender a mejorar y estandarizar los temas medioambientales al interior de los puertos.

“Queremos avanzar en una mejora y, segundo, en una estandarización de cómo las operaciones portuarias enfrentan el tema medioambiental, por ejemplo, el uso de productos que provocan polución o polvo en suspensión, o el estándar de los equipos que se ocupan, principalmente los camiones, que son realidades permanentes en los terminales portuarios”, dijo Arancibia.

Mientras que el gerente general de Puerto Coronel, Javier Anwandter, cuenta que en el caso de su empresa el trabajo comenzó de manera anticipada. “Ya estamos en actividades con nuestra comunidad y trabajadores, a través de los comités paritarios, en temas de seguridad, los que van en directa relación a la sanidad del funcionamiento de la empresas y sus trabajadores”.

Lo mismo que ocurre en Puerto Lirquén. “Estamos encarando los temas de manera colaborativa, de forma de buscar un óptimo para todas las partes. Por ejemplo, con los trabajadores hay un trabajo de concientización y apoyo, de manera que las medidas que se implementen tengan un impacto en los procedimientos. Los primeros esfuerzos, en general, se hacen en temas más técnicos, mientras que los cambios culturales, seguramente, requerirán un esfuerzo mucho mayor”, precisó Arancibia.

Igualmente en SVTI, su gerente general, Eduardo González, asegura que están preparados para iniciar el acuerdo. “Muchas de las iniciativas ya las tenemos abordadas, bajo el contexto de nuestro sistema de gestión certificado de calidad y medioambiente en los estándares ISO 9001 e ISO 14.001.  Por otro lado, durante este año ya iniciamos la medición de la huella de carbono, que es una iniciativa inédita para los puertos de la región”.

Por otra parte, para González contar con un APL portuario en la región, permitirá “poner a la puertos bajo un sistema sustentable que garantizará que la cadena logística del comercio exterior sea cada vez más eficiente, con el cuidado del medio ambiente y responsabilidad social”.

Un Comité Coordinador del APL, integrado por los representantes de las empresas y los servicios públicos con competencia en las materias que se abordan, se encargará de realizar el seguimiento de los avances en la implementación del Acuerdo, solucionará las diferencias que surjan durante su desarrollo y también establecerá las medidas aplicables en los casos de incumplimiento.

El 2014 la región del Biobío movilizó 21.633.000 toneladas de carga de salida, de los cuales sobre el 70% fueron productos forestales: celulosa, papel, madera seca, tableros, otros.

Fuente: www.mundomaritimo.cl

2015-09-29T20:52:00+00:00