Es imperativo mejorar la gestión de nuestros residuos

//Es imperativo mejorar la gestión de nuestros residuos

Por: Sergio Echeverría, Alcalde de San Joaquín y Presidente del Consejo de Alcaldes EMERES.

Hace unas semanas una delegación nacional, compuesta por alcaldes, expertos y académicos, asistimos al Tercer Seminario Internacional de Gestión de Residuos, celebrado en la ciudad de Montevideo, Uruguay. Un encuentro anual que tiene su nacimiento en Santiago de Chile en 2013 con el objetivo de abordar los desafíos en el manejo integral de desechos urbanos, compartir buenas prácticas y plantear políticas públicas al respecto.

Luego de tres intensos días de ponencias y visitas técnicas, el encuentro nos dejó algunas lecciones que vale la pena considerar para mejorar la labor de gestión de residuos en nuestro país. Lo primero a destacar fue el gran interés que existe en Latinoamérica por el tema, tanto así que a la actividad se dieron cita más de 500 personas venidas de todo el continente. Es decir, se trata de una cuestión que no sólo preocupa, sino que también ocupa a autoridades y expertos.

Lo segundo, es haber constatado cómo han ido madurando los modelos de gestión de residuos en la ciudades Latinoamericanas, con ciudades como Buenos Aires, Montevideo, Medellín, Sao Paulo y Ciudad de México, por nombrar algunas, que ya exhiben interesantes resultados, con un aumento significativo en la cobertura de servicios de recolección y disposición final en rellenos sanitarios adecuados.

Y lo tercero, es que se trata de resultados que no son obra de la casualidad. Más bien responden a modelos de gestión que, a su vez, son consecuencia de estructuras político-administrativas que facilitan la labor, con gobiernos de ciudades elegidos democráticamente y con reales poderes para abordar la problemática de los desechos urbanos.

Al analizar las experiencias de varias de estas ciudades latinoamericanas, veo con preocupación ciertas falencias que presenta nuestro país en estos ámbitos, que nos impiden mejorar los estándares en la gestión de nuestros residuos. Una de ellas, es la escasa presencia en la agenda pública y privada del tema. De hecho, se vuelve una preocupación sólo cuando algún conflicto impide el retiro de desechos, dejando a comunas enteras con residuos en sus calles.

Otro asunto no menor que impide avanzar en estas materias, es el desinterés e incluso ignorancia de autoridades locales, encontrándonos desde comunas con total ausencia de políticas y normativas al respecto, hasta municipios que se han opuesto al desarrollo de plantas de reciclaje que favorecerán a la comunidad, por considerarlas, erróneamente, un basural.

A ello se suma  la escasa  investigación, información y gestión de datos al respecto, que permitan conocer la realidad de nuestras comunas y ciudades en cuanto a sus residuos. Los estudios más recientes sobre reciclaje y residuos datan del año 2010.

Ahora bien, si queremos aumentar significativamente nuestros indicadores de reciclaje, al menos de un 10% a un 25%,resulta urgente abordar la gestión de residuos de forma integral. Por una parte, a través de la comunicación y educación, de forma tal promover un aspecto clave de toda experiencia exitosa de gestión sustentable de residuos, cual es la participación de todos: autoridades, expertos y ciudadanos.

En este sentido es importante reconocer la iniciativa de Gobierno poniéndole suma urgencia a la “Ley de Fomento del Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor” (REP) que permitirá formalizar el reciclaje como una industria en la que el fabricante o importador de nueve productos prioritarios deberá hacerse cargo del destino final de los residuos que genera, y valorizarlos.

Pero junto a lo anterior, también debemos poner énfasis en la modernización de la estructura político-administrativa, pues requerimos de una autoridad regional, tal como lo tienen aquellos países que presentan avances en la gestión de sus residuos, con los recursos y poderes necesarios para tomar decisiones, a fin de proteger la salud de los habitantes y el medio ambiente.

Finalmente, y no menos importante resulta el promover desde el mundo público y privado el desarrollo de una infraestructura tecnológica adecuada para tratamiento a los residuos que hoy generan nuestras comunas, pues no sacamos nada con realizar campañas de separación y recolección diferenciadas, si posteriormente no podemos dar a esos residuos el uso correcto para ponerlos nuevamente en valor en el mercado.

El desafío es urgente, pues la generación de desechos seguirá al alza. Si hoy en la Región Metropolitana producimos 1,3 kilos diarios de residuos por habitante, al año 2030 esa cifra será al menos de 1,5 kilos.

El próximo Seminario de Gestión de Residuos se desarrollará en 2016 en nuestro país y es de esperar que para aquella ocasión podamos mostrar con orgullo a toda Latinoamérica, grandes progresos en esta materia.

2015-05-03T23:33:16+00:00