Con taller y debate EMERES aborda Encíclica Papal sobre medio ambiente

//Con taller y debate EMERES aborda Encíclica Papal sobre medio ambiente

El pasado mes de junio el Papa Francisco publicó la esperada encíclica sobre medio ambiente, denominada Laudato si (Alabado seas), constituyéndose en el primer documento pontificio sobre ecología, que en palabras del pontífice apunta a la protección de la “casa común”.

Y para conocer el detalle de lo publicado y comprender sus alcances, EMERES organizó un taller en el que participaron como oradores principales, Álvaro Ramis, teólogo laico, especialista en Ética Aplicada y Bienes Comunes; Claudio Cerda, antropólogo social, Coordinador Área de Docencia, Núcleo SOMA de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile; y Raúl Donckaster, Alcalde de la Municipalidad de La Reina y Vicepresidente de Emeres.

El teólogo Álvaro Ramis, entregó un completo resumen de la Encíclica Laudato Si, explicando sus puntos principales, destacando entre ellos, por ejemplo, el pedido que hace el Papa por “cambios profundos” en los estilos de vida, los modelos de producción y consumo y las estructuras de poder. Además del llamado a limitar al máximo el uso de recursos no renovables, moderar el consumo, maximizar la eficiencia del aprovechamiento, reutilizar y reciclar.

Por su parte, el académico de la Universidad de Chile, Claudio Cerda, aportó al debate con una visión crítica, afirmando que los planteamientos del Papa interpelan a la propia iglesia.

Planteó que la ética religiosa ha sido la base para el capitalismo moderno, son toda su lógica de acumulación. “El proceso de acumulación material al que nos lleva una particular teología tiene efecto sobre los medios, vidas y organizaciones sociales, en la forma en cómo nos relacionamos con la naturaleza”.

En este sentido planteo que la encíclica anuncia el debate que nos espera como sociedad global, un debate que no puede ser solamente de medioambiente, sino que tiene que abordar la forma en que vive la humanidad, las metas y los valores que se han instalado en un marco de orden cultural instalado.

Finalizó señalando que “a pesar de la alegría que me provoca la encíclica, llegamos tarde y mal con ella, en un mundo atravesado por crisis económicas y guerras”.

Finalmente, el Alcalde de la Reina Raúl Donckaster, afirmó que la encíclica es una interpelación a los católicos que los llama a ser consecuentes con lo señalado por Jesús.

“Nos llama a tratar el planeta como un lugar de todos y preguntarnos por culpables el planeta que queremos dejar a nuestros hijos. Esa es la cuestión principal que plantea el Papa Francisco. Ahí nos conmina a asumir que somos responsable del planeta”.

2015-07-28T13:02:36+00:00